fbpx

9 trucos para que tu bebé duerma la siesta

Saber cómo hacer para que tú bebé se duerma durante el día es todo un reto, pero hay dos momentos en los que es muy importante que lo haga, la hora de la siesta y por la noche.

Para todos los seres humanos el sueño es fundamental y para los bebés aún más. Que duerma por la noche es tan importante como tomar una o varias siestas durante el día. Y es que, durante los momentos de descanso, el cerebro de tu peque almacena toda la información que ha recibido.

Además, dormir la siesta ayuda al desarrollo de tu bebé, ya que pueden expandir los procesos cognitivos y hacerlo aún más feliz. Pero ¿qué puedes hacer para que tu pequeño duerma durante el día? Las siestas del bebé pueden ser un verdadero desafío ¿verdad? En Smart Nursery te damos unos pequeños consejos para que lo consigas.

  1. Calma a tu bebé: los pequeños suelen estar muy activos durante todo el día, por eso antes de intentar que se duerma tienes que bajarle la energía. Trata de calmar a tu niño momentos antes de la hora estipulada para la siesta y mantén la higiene del sueño. Apaga la televisión y otros dispositivos electrónicos al menos 30 minutos antes. Tampoco le ofrezcas comida pesada y reduca la intensidad del juego. Si es posible, báñalo para que se relaje.
  2. Un ambiente cómodo: al ambiente ideal para dormir la siesta es con un poco de más luz que por la noche, y la temperatura debe ser agradable. Además, no es recomendable mantener un silencio total en la casa: continúa el ritmo de tus actividades y las de los demás miembros de la familia para que tu bebé entienda que el sueño durante las siestas es diferente.
  3. Rutina de siesta: al igual que tienen una rutina nocturna, también es necesario que tenga una misma hora para dormir la siesta. Es recomendable que se haga un “ritual” que le indique al bebé que es la hora de descansar; dale un baño, lee un cuento, jueguen a algo tranquilo…¡Elige lo que mejor te funcione!
  4. No compares a tus hijos con otros: cada bebé tiene su propio ritmo. Lo que tienes que hacer es estar pendiente de los a las señales de cansancio.
  5. Ajusta las siestas del bebé con regularidad: a medida que los niños van creciendo hay que readaptar las horas de sueño. De 1 a 3 meses: Entre 15 y 17 horas de sueño por día. Aproximadamente de 9 a 10 horas por la noche, más varias siestas durante el día.

De 6 a 12 meses: Entre 14 y 15 horas de sueño por día. Si son de 10 a 11 horas por la noche, más 2 o 3 siestas (de 1 a 2 horas cada una) durante el día. Cuando tienen entre 12 a 24 meses: Entre 13 y 14 horas de sueño por día. Como 10 a 11 horas por la noche, más 1 o 2 siestas (de 1 a 2 horas cada una) durante el día.

Ten en cuenta la posibilidad de que se produzcan cambios en el sueño durante etapas de desarrollo acelerado o debido a molestias, como la salida de los dientes. En tales casos, tu bebé tendrá dificultades para dormir durante unos días, pero eso no significa que esté listo para saltarse las siestas.

  1. Enséñale a tu hijo a dormirse solo: a la hora establecida, sigue el método que desees y que se acomoda a tu familia y sigue sus pasos. Puedes, por ejemplo, acostarte al lado de tu niño en la cama e insistir en que es hora de descansar. Esperando a que se duerma solo.
  2. No permitas que tú bebé se duerma llorando: no esperes a que tu hijo se duerma de cansancio llorando. Ya que esto puede llevar a una asociación negativa de dormir la siesta y será más difícil conseguir que se duerman porque les recordará a malos momentos.
  3. Coloca al bebé aún despierto en la cuna: si tu bebé aún es pequeño, lo normal es que comiences el proceso de la siesta mientras lo cargas en brazos, pero es importante colocarlo en la cuna aún despierto. Ya que puede despertarse cuando lo transfieras a la cuna y necesitarás volver a mecerlo. Además, si acuestas a tu hijo despierto en la cuna, aprenderá a dormirse solo.
  4. Sé paciente: por último, recuerda que establecer la rutina de las siestas del bebé puede ser una tarea ardua, y que a medida que va creciendo el grado de dificultad puede aumentar. Pero inténtalo y no te desesperes ya que dormir para tu hijo durante el día es lo mejor, ayuda a su correcto crecimiento, desarrollo y bienestar.

Esperamos que nuestros consejos para que tú bebé duerma la siesta te sean de utilidad. Recuerda que para que tu bebé duerma bien por la noche es necesario que descanse durante el día.

Si te gustó esta publicación, ¡déjanos comentarios! Y recuerda que en nuestro sección de noticias tenemos más artículos como este que te pueden interesar.

 

 

Deja tu comentario

Translate »
0

Tu carrito