fbpx

La importancia de la responsabilidad en los niños

Un factor muy importante a tener en cuenta en la educación y el desarrollo de los más pequeños es que aprendan a ser responsables desde edades tempranas. Esto les hace que fortalezcan su sentido del compromiso y de la empatía. Hay pequeños actos que tanto los padres como los educadores pueden hacer para ir desarrollando este sentimiento. Lo primero es la adquisición de la obediencia y una vez asumida esta pauta se pueden hacer actividades para motivar la responsabilidad. Recoger su habitación, ayudar a poner la mesa, no echar siempre la culpa a los demás y aceptar sus errores, organizar la mochila para ir a la guardería y al colegio, cumplir las normas de la clase…

El acto de compartir es otra de las herramientas que ayudan a desarrollar la responsabilidad. Solo por el mero hecho de sociabilizar, los niños comparten de una forma muy natural y sin ningún tipo de problema.

Es cierto que la responsabilidad se da por etapas. Se empieza por la responsabilidad del niño individualmente, pasando por la responsabilidad que demanda el entorno escolar y terminan con la responsabilidad en el rol familiar.

En lo que concierne a la responsabilidad en la guardería y en las escuelas infantiles, esta comienza a forjarse a los 2/3 años, siendo adquirida y aceptada gradualmente. A partir de aquí la ayuda de los padres es fundamental en esta etapa.

El comportamiento de los niños se irá forjando con la ayuda de su entorno. Este proceso de maduración cognitiva es importante para que deje de lado el egocentrismo característico de los primeros años de vida. La interacción con lo social y todas las oportunidades que le ofrece el entorno para su desarrollo y maduración va a fortalecer los lazos de la responsabilidad. El niño se irá acostumbrando al entorno y comprenderá que no todo gira a su alrededor, sino que es parte del mundo y que debe colaborar.

Cuando tu hijo se de cuenta de cómo los demás reaccionan cuando una persona es responsable, ayudará a que quiera adquirirla. Y ¿qué pautas tengo que seguir en casa para que adquiera responsabilidades?

1.- NO a los padres protectores: hay adultos que no dejan que sus hijos afronten cualquier tipo de problema o dificultad, esto hace que nunca tengan la postura de no tener nunca que tomar decisiones ni responsabilidades.

2.- Huye del método del castigo: la mejor manera de que los niños adquieran responsabilidades es fijándose en lo que hacen sus educadores y familiares. Por lo que comportarse como una persona que se hace cargo de sus actos y lo verbaliza, es mucho más efectivo que con un castigo.

3.- Enséñale a valorar lo que cuesta ganar dinero; es decir, no le compres todo lo que te pide, hay que educarlo para que sepa la diferencia que hay entre necesidad y deseo. Que sepa lo que cuesta poder hacer esa compra, que lo valore.

4.- Admite los actos responsables de tus hijos; casi siempre los padres hacen observaciones cuando hay algo que corregir, pero también hay que hacerlos cuando las cosas se hacen bien. Esto ayudará a que los más pequeños refuercen esa conducta positiva.

Lo esencial de la responsabilidad radica en tomar decisiones, la decisión que adoptas ante distintas situaciones. La responsabilidad en los niños debe ser fundada en educación. Pequeños actos que pueden suponer un gran paso en la educación de los niños. La responsabilidad es algo que hay que ir inculcando poco a poco pero muy importante es que se haga desde una edad temprana. Otro beneficio de que los niños adquieran responsabilidades en su integración en la sociedad.

 

Deja tu comentario

Translate »
0

Tu carrito