fbpx

Inteligencia emocional en niños

La inteligencia emocional son las habilidades que te permiten gestionar las emociones y tener el control en situaciones complejas. Es la inteligencia que te permite evitar que las emociones te controlen.

La infancia es una etapa crucial para el aprendizaje y manejo de las habilidades emocionales, y llegar a tener inteligencia emocional. El control y la comprensión de las emociones es imprescindible para la integración de un niño en la sociedad. Ya que estas le permiten al pequeño adaptarse. comunicarse y desenvolverse en la sociedad.

Una de las formas de aprender las habilidades emocionales que tienen los más pequeños es viendo la actitud de sus referentes, que por lo general son sus padres, madres, hermanos y amigos. Por lo que es importante que se les ayude a conocer estas habilidades con las oportunidades que vayan surgiendo en el día a día.

La inteligencia emocional es una de las inteligencias que detecta Howard Gardner en la Teoría de la inteligencias múltiples. Gardner habla en su investigación sobre las capacidades que los seres humanos poseen para emplearlas de formas diferentes en el transcurso de la vida.

Las 5 habilidades emocionales

La inteligencia emocional está compuesta por diferentes habilidades, que los niños van adquiriendo a medida que van creciendo.

Autoconciencia

La autoconciencia es la habilidad en la que el niño tiene la capacidad de reconocer las emociones que experimenta. Esta capacidad de reconocimiento hace que el niño se sintonice con sus sentimientos y pueda ponerle nombre.

Es decir, el niño sabe lo que está sintiendo concretamente. Identifica, por ejemplo que si siente mal porque tiene tristeza. Es el primer paso para que los pequeños gestionan sus emociones siendo capaces de detectarlas y ponerles nombre.

Autorregulación emocional

La autorregulación emocional es cuando los infantes saben gestionar de manera asertiva sus emociones. Así como, cuentan con la habilidad de encontrar salida positiva a las emociones y tener la capacidad de ver los problemas de forma más positiva.

En esta habilidad los pequeños saben ir más allá encontrando el equilibrio psicológico cuando saben que tienen algún tipo de emoción que les afecta.

Motivación intrínseca

La habilidad de la motivación es cuando los niños tienen la capacidad de fijar objetivos y mantenerse motivados mientras consiguen llegar a la meta.

Esta capacidad hace que los más pequeños se comprometan con ellos mismos, teniendo una actitud proactiva y pensamientos positivos para crear una barrera ante las dificultades que se vayan encontrando.

Empatía

La inteligencia emocional no cubre solo la emoción personal del niño o niña, también cubre la de otros pequeños. Es decir, es la capacidad que tienen los infantes de ponerse en el lugar de otra persona, tanto del punto de vista emocional como del punto de vista intelectual.

Cuando los niños cuentan con la empatía son capaces de experimentar y captar las emociones de los demás.

Habilidades sociales

La última habilidad de la inteligencia emocional, y no la menos importante, es la capacidad de conectar con los demás de manera asertiva.

Es la capacidad que tienen los pequeños para solucionar los conflictos, guiar a otras personas, percibir cambios positivos en los grupos, comunicar sus necesidades de manera concisa. Estas capacidades las tienen los niños desde la empatía y el respeto.

Ejercicios de inteligencia emocional

Para que un niño o niña vaya aprendiendo las habilidades emocionales y llegue a tener inteligencia emocional, es importante que se trabaje en ella.

Algunas de las actividades que puedes realizar con tus pequeños son:

Libros de emociones

Lee con tus pequeños libros donde aparezcan las distintas emociones y las distintas habilidades para detectar las emociones. Esto le ayudará a identificar las diferentes emociones que le ocurren, ya que se comenzará a sentir identificado.

Algunos de los libros que hablan sobre las emociones y las habilidades para tener inteligencia emocional son

  • El monstruo de colores
  • Mi cuerpo me envía una señal 
  • Las emociones de Nacho
  • Sentimientos
Teatros de emociones

Realiza grupos a los que les asignes obras de teatro donde se representen situaciones que impliquen diferentes emociones.

También puedes hacerlo de manera individual. Haz dos dados, uno con las emociones y otro con diferentes imágenes que representan personajes o figuras de historias. Y que el niño o niña represente una historia con la emoción y personaje o figura que le ha tocado.

Bingo de emociones

Cada jugador tendrá un tablero con las distintas emociones. Y se van sacando fichas, como en el bingo tradicional, y si las tiene va marcandolas en tu tablero.

El ganador del juego es el primero que complete el tablero. Y canta línea quién primero la haga, tanto horizontal como vertical.

Soy tú

Haz grupo de dos o tres en los que los niños se representan uno a otros. Haz una serie de tarjetas con frases como “mi color favorito es…”la comida que odio”, etc.

Mímica de emociones

Haz diferentes tarjetas con las distintas emociones, y que los niños cojan cada uno una. Una vez seleccionadas las emociones a cada uno, ve haciendo turnos de cuando le toca a cada uno hacer su representación mimicamente.

Cuanto tengamos todo seleccionado. Un niño debe de representar la emoción que se le ha asignado a través de la mímica y los demás pequeños deben de acertar cuál es la emoción.

Deja tu comentario

Translate »
0

Tu carrito