fbpx

Baby Led Weaning (BLW)

Una vez cumplidos los seis meses de la lactancia de nuestro bebé, es posible que el pediatra nos haya recomendado comenzar la alimentación complementaria. Muchas familias nos preguntamos qué tipo de alimentación complementaria es las más correcta para un bebé, si la alimentación tradicional de alimentos triturados o hacer baby led weaning.

El método de alimentación baby led weaning (BLW) permite tener al bebé un control sobre la ingesta de los alimentos. Pero siempre que decidamos seguir este tipo de método es importante que nos dejemos guiar por expertos y profesionales cualificados.

¿Qué es el método baby led weaning?

El término baby led weaning (BLW), significa inicio de la alimentación complementaria dirigida por el bebé. 

El método baby led weaning o destete dirigido por el bebé trata de introducir alimentos sólidos al bebé, colocando al alcance de nuestro pequeño una alimentación basada en una dieta sana y balanceada, permitiendo que sean estos quienes elijan con sus propias manos que alimento llevarse a la boca.

Aunque nuestro bebé esté en una alimentación complementaria, y su principal alimento sea la leche materna o fórmula, es importante que nuestro bebé tenga una alimentación donde se excluya cualquier alimento procesado, ahumado y/o envasados. Es decir, el bebé debe de tener una dieta a base de productos naturales. 

Un método también conocido como la alimentación autorregulada, que no solo tiene como significado que nuestro pequeño elija con sus manos qué alimentos debe llevarse a la boca, sino que, decida cuánto comerá de cada alimento.

Beneficios del método BLW

Muchos profesionales y expertos han comenzado a recomendar la introducción de esta forma de alimentación al bebé en nuestras vidas. Ya son varios estudios que confirman múltiples beneficios sobre este método.

  1. El bebé puede explorar distintos sabores, colores y texturas, lo que permite que acepte con mayor facilidad una mayor variedad de alimentos.
  2. Promueve la ingesta de alimentos saludables y la adaptación del paladar. Por lo que, previene la obesidad infantil.
  3. Ayuda a que el más pequeño desarrolle confianza y dependencia, ya que, desempeñando un papel activo en su alimentación.
  4. Introducir este método favorecerá a que el bebé tenga un mejora de la motricidad fina y de la coordinación ojo-mano-boca. Además, de mejorar la motricidad orofacial y la masticación.
  5. Los más pequeños, con este tipo de alimentación complementaria, aprenderán a regular la cantidad de comida que ingieren.

¿Cuándo puedo comenzar con BLW?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan que la alimentación complementaria se inicie a partir del que el bebé cumpla los seis meses.

La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas (ESPGHAN), también recomienda que no se inicie la alimentación complementaria hasta los seis meses, aunque estable un mínimo de 17 semanas para el inicio de esta alimentación.

Pero lo que de verdad es importante es saber cuando nuestro bebé está preparado para comenzar baby led weaning, ya que no todos están listos para comenzar a los seis meses. Para descubrir si el más pequeño de nuestro hogar está listo para comenzar esta nueva aventura tiene que cumplir algunos aspectos como:

  • Capacidad de estar sentado con apoyo.
  • Interés en los alimentos que consumen los adultos que le rodean.
  • Vaya reduciendo el reflejo de extrusión.
  • Realice movimientos masticatorios básicos.
  • Coja los alimentos y pueda llevarlos a la boca sin dificultad.

Como hemos comentado anteriormente, comenzar la alimentación complementaria es introducir a nuestro bebé a ir conociendo sabores y texturas a nivel educativo y nutritivo. Por ello, es importante que no olvidemos que el más pequeño de nuestro hogar seguirá tomando leche materna o fórmula a demanda.

Recetas baby led weaning

Galletas de plátano y coco

Las galletas que vemos en los supermercados son mayoritariamente un alimento poco sano para que nuestro bebé se lleve a la boca. Por ello, es bueno que hagamos productos más dulces caseros.

  • Ingredientes: 100gr de coco rallado y 1 plátano maduro.
  • Elaboración: primero precalentamos el horno a 180º. Mientras, trituramos el plátano y le añadimos el coco. Cuando esté la masa lista, cogemos con la mano en pequeñas cantidades y le damos forma de galleta. Y por último, las metemos en el horno durante 15 minutos aproximadamente.

Tortitas de avena

La avena es uno de los cereales más completos con un alto valor nutricional. Es fuente de vitaminas y mineral, además contiene proteínas e hidratos de carbono.

  • Ingredientes: 4 cucharadas de copos de avena, 2 cucharadas de aceite de oliva, 3 o 4 cucharadas de bebida de avena.
  • Elaboración: colocamos los ingredientes en un bol y mezclamos hasta que quede todo triturado. Después, cogemos una sartén con un poco de aceite de oliva y las hacemos por ambas partes. Una vez las tengamos listas, podemos acompañarlas de alguna fruta.

Pan casero sin sal

No es recomendable que le demos sal a nuestros bebé, por ello comprar pan de panadería no es un buen pensamiento. Así que, hacerlo casero es la mejor opción que tenemos para que nuestros pequeños tomen pan.

  • Ingredientes: 350 ml de agua tibia, un sobre de levadura de panadería, aceite de oliva y 500 g de harina de trigo integral.
  • Elaboración: mezclamos la harina y la levadura en un bol, añadimos una cucharada de aceite de oliva y el agua poco a poco. Amasamos y vamos dándole forma durante aproximadamente 5 minutos. Después, dejamos reposar durante unos 10 minutos con una trapo húmedo. Pasados los 10 minutos, volvemos amasar de 2 a 3 minutos, dejamos reposar durante 30 minutos y precalentamos el horno. Pasada la media hora, le damos la forma que más nos guste y lo dejamos en el horno durante 15 minutos a 180º aproximadamente.

Bolitas de arroz y verduras

Podemos pensar que el grano de arroz es un alimentos complicado para nuestros peques, pero si dejamos el arroz un poco pasado este se convierte en una pasta que facilita la ingesta para nuestros bebés. En esta receta la verdura podemos seleccionarla al gusto.

  • Ingredientes: 1 o 2 puñados de arroz integral y la verdura que prefiramos.
  • Elaboración: lavamos el arroz y los cocemos hasta que veamos que está blando. Por otro lado, cocinamos la verdura al vapor. Cuando esté todo listo juntamos con las manos la verdura y el arroz hasta que tenga forma de bolita.

Salsa boloñesa

Es un complemento ideal para introducirlo con la pasta y una forma saludable de ingerir carne.

  • Ingredientes: carne al gusto, tomate natural triturado, pimienta negra, orégano y aceite de oliva. Para la acidez del tomate puedes introducir una zanahoria previamente cocida.
  • Elaboración: cocinamos la carne con aceite de oliva a fuego medio hasta que esté doradita y hecha. Después introducimos el tomate triturado, la pimienta y el orégano, y cocinamos a fuego lento hasta que se espese.

 

Deja tu comentario

Translate »
0

Tu carrito