fbpx

5 rutinas para mejorar la salud de los niños

Prevenir es uno de los mejores sistemas que para proteger la salud de los niños. La rutina de higiene, el cuidado dental, una buena alimentación e hidratación diaria son los pilares en los que se fundamenta una buena salud. Para seguir estos buenos hábitos te detallamos a continuación 5 rutinas para mejorar la salud de los niños y que puedes enseñarles desde bien pequeños.

5 rutinas para mejorar la salud de los niños  

Tener una buena salud comienza trabajándose desde casa y por eso es imprescindible educar a los más pequeños en la prevención de ciertas enfermedades aplicando unas pautas diarias que terminen convirtiéndose en rutinas saludables.

  1. Lavarse las manos evita enfermedades. Las manos son transmisoras de gran cantidad de enfermedades, sobre todo, cuando nos tocamos la cara que es donde existen mucosas en la nariz, la boca o los ojos. Aunque pueda parecer muy obvio, hay que acostumbrar a los niños a lavarse las manos frecuentemente. Se recomiendo que un buen lavado de manos sea 10 segundos bajo el agua para los niños y 20 para los adultos. Y tener especial cuidado en las zonas que arrastran más suciedad como son las uñas y entre los dedos.
  2. Cepillarse los dientes tres veces al día. Para lucir una sonrisa perfecta es necesario prestar mucha atención a la higiene dental. Desde el nacimiento del primer diente es recomendable lavarse los dientes con un cepillo especial para el bebé. Después, conviene hacer ver a los niños la importancia de cepillarse los dientes después de cada comida, es decir, tres veces al día. Se recomienda que empiecen con esta rutina lo antes posible para que lo asimilen y lo hagan de forma autónoma.
  3. Beber la cantidad de líquidos necesaria, aunque no tengan sed. El agua es fuente de salud y ayuda a mejorar la hidratación corporal. Es más recomendable ofrecerles agua, leche y zumos de frutas naturales, evitando las bebidas azucaradas. Esto ayudará además a prevenir la obesidad infantil.
  4. Aumentar la ingesta de frutas y verduras. A veces, a los niños les cuesta  comer frutas y verduras, pero son imprescindibles para su desarrollo. Es necesario que en la dieta de los niños se incluyan 5 piezas diarias entre frutas y verduras. Este tipo de comida aporta nutrientes y vitaminas que protegen la salud de los niños. Tampoco hay que olvidarse de los lácteos, que deberían ser al menos 3 diarios. Si los niños se acostumbran desde bien pequeños a este tipo de alimentación no será ningún problema incluírselas en la dieta diaria.
  5. Hacer deporte de forma habitual. Finalmente, para lograr que los niños tengan un desarrollo lo más completo posible es necesario que hagan deporte. Esto no quiere decir deportes de mucho esfuerzo, con jugar por ejemplo al pilla pilla ya estarían haciendo una actividad física. Lo que se quiere conseguir con esto es que no se conviertan en niños sedentarios.

Esperamos desde Smart Nursery que estos consejos te ayuden a crear una rutina saludable para tus niños. Si quieres encontrar más artículos como estos entra en la sección de noticias de nuestra web.

Deja tu comentario

Translate »
0

Tu carrito